Aprende, Vende y Gana
REGÍSTRATE
INICIAR SESIÓN
Blog
Importancia del reciclaje de metales

Importancia del reciclaje de metales


Los metales son uno de los insumos industriales más contaminantes a nivel mundial, no solo por su presencia en el ambiente, sino por todo lo que implican sus procesos industriales en cuanto a desechos, también conocidos como “chatarra”. Además, están siendo explotados a su máximo, por lo que el reciclaje es una solución vital para dicho sector.


El reciclaje de los metales contribuye significativamente a no empeorar el entorno medioambiental actual. Al reciclar chatarra, se reduce significativamente la contaminación de agua, aire y los desechos de la minería en un 70 por ciento. Asimismo, obtener aluminio reciclado reduce un 95 por ciento la contaminación del aire, ahorra un 90 por ciento de la energía consumida al elaborarlo y contribuye a la menor utilización de energía eléctrica, en comparación con el procesado de materiales vírgenes.


Reciclando una lata de aluminio se ahorra la energía necesaria para mantener un televisor encendido durante tres horas, pues este metal se utiliza en todo tipo de utensilios de nuestro alrededor: instrumentos musicales, motores, aviones, automóviles, bicicletas, latas de bebidas y una diversidad de artículos caseros de consumo.


El reciclaje del metal es importante ya que es un material versátil que se utiliza en la fabricación de una amplia gama de productos que incluyen automóviles, electrodomésticos, vías de ferrocarriles, etc.


Una gran ventaja del reciclaje del metal, en relación al papel, es el ilimitado número de veces que puede sufrir este proceso. Además, el reciclaje del metal aporta dos principales beneficios:


• Reducción del impacto ambiental que produce la extracción de materias primas.
• Recuperación del acero de las latas usadas es infinitamente menos contaminante y nocivo que la producción de acero nuevo.

 

El beneficio no se contempla sólo desde el punto de vista ambiental y social, sino también económico, ya que se reduce el gasto de energía requerida para el proceso de fabricación de los nuevos envases y ha supuesto la aparición de empresas con complejos sistemas de trituración de metal, provistas de aplicaciones de motor eléctrico y sistemas de control de automatización destinadas a ese fin, con la consiguiente creación de puestos de trabajo que ello implica.