Aprende, Vende y Gana
REGÍSTRATE
INICIAR SESIÓN
Blog
Como reciclar pilas

Como reciclar pilas


Las pilas están entre las principales preocupaciones de las sociedades, por sus altos niveles contaminantes.

Con el aumento del desarrollo de la electrónica de consumo, las pilas se han ido multiplicado, en los últimos años, en el seno de cada hogar. En general, una vez que las pilas se agotan y ya no sirven, son tiradas en cualquier parte. Esto representa una verdadera amenaza para el medio ambiente cuando, en lugar de tirarlas, pueden servir y ser utilizadas nuevamente si se les efectúa el reciclaje apropiado.

Una sola pila de reloj puede contaminar 600 mil litros de agua, cantidad que consume una familia en año y medio.
Es sencillo colaborar. Lo fundamental es conocer cómo es el proceso para reciclar pilas:
Para el correcto reciclado es depositarlas en los contenedores de pilas, destinados a tal fin. Suelen estar distribuidos en la ciudad, en marquesinas de autobuses… y normalmente tienen varios compartimentos, uno para las pilas de botón, y otro para el resto de pilas.

Si realiza una recolección selectiva, las pilas usadas se llevan a una planta de reciclaje, donde el mercurio se separa de otros metales y el resto de materiales que constituyen las baterías usadas pueden ser recuperados.

Las pilas convencionales son sometidas a un proceso mecánico con diferentes etapas de trituración bajo condiciones de refrigeración con nitrógeno. Las pilas trituradas se introducen en un destilador que se calienta hasta la temperatura adecuada para su posterior condensación.

Las pilas de reloj son sometidas a un proceso de tratamiento para la recuperación del mercurio, también mediante destilación.

Un consejo para evitar contaminar menos es evitar en lo posible el uso de pilas cuando no sea estrictamente necesario, y de hacerlo, mejor optar por las pilas recargables, que tienen una mayor vida útil y por tanto generan muchos menos residuos. Y además ahorrarás dinero, al no tener que estar comprando pilas nuevas constantemente.

Una opción por si no puedes reciclar es almacenar las pilas y reutilizarlas como relleno y armazón en estructuras de cemento.