Aprende, Vende y Gana
REGÍSTRATE
INICIAR SESIÓN
Blog
Como reciclar la basura electrónica

Como reciclar la basura electrónica


La basura electrónica se refiere a todo dispositivo electrónico cuya vida útil ha terminado, es decir, “todo lo que puede funcionar con electricidad o baterías es un producto electrónico y, al desecho de esto se le considera como basura electrónica”.

La acumulación de basura electrónica recibe el nombre de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) o e-waste, la cual no solo contamina los suelos, pozos subterráneos y –en pocas palabras– el ecosistema entero, sino también dañan significativamente nuestra salud.

El reciclar los residuos electrónicos permite recuperar minerales y materiales escasos (cuya obtención genera, a su vez, más daño ambiental) y reduce el impacto que genera la degradación de estos residuos en basurales comunes.

hoy gran parte de los residuos electrónicos que descartamos: teléfonos celulares, pilas, baterías, computadoras y cámaras fotográficas, reciclar esta chatarra es posible y necesario.

Se alertaba de que los aparatos electrónicos desechados habían generado casi 45 millones de toneladas de residuos. Una cifra que, a este ritmo, superará los 50 millones en 2021 según firma el mismo informe. Siguiendo las recomendaciones de los expertos, parece claro que es de vital importancia la manera en la que gestionamos este tipo de residuos en nuestro día a día. Sin embargo, llevar a cabo el reciclar no es tan sencillo como lo hacemos con el plástico o el cartón, cuyos contenedores son mucho más visibles y es por eso que la basura de este tipo sigue teniendo, en un alto porcentaje, un paradero desconocido cuando ya no se utilizan.

El reciclado de los residuos electrónicos tiene un doble impacto positivo:
1) Permite recuperar metales o materiales (silicio, plásticos, oro, plata, cobre, etc.) que son cada vez más escasos y cuya obtención, a través de la minería, genera un alto impacto ambiental.

2) Se reduce el impacto que estos residuos generan en el ambiente al degradarse en basurales, contaminando napas y suelos.

Si tienes más de un objeto eléctrico u electrónico que quieres llevar a reciclar, toma en cuenta que, para tratarse, los objetos deben separarse (así como la basura en general se separa en orgánica e inorgánica) de acuerdo a alguna de las siguientes cinco categorías:
Categoría A: teclados, impresoras, DVDs, MP3, cámaras de video y fotográficas, mini componentes, grabadoras, teléfonos fijos, equipos inalámbricos, radios, bocinas, microondas, licuadoras, planchas, cafeteras, secadoras de cabello, entre otras.

Categoría tipo B: incluye CPUs, monitores, laptops, mini laptops, discos duros, televisiones, entre otros.

Categoría tipo C: Celulares y pilas.

Categoría tipo D: cables, discos y películas.

Categoría tipo E: balastras, monitores, pantallas, pilas alcalinas, lámparas, refrigeradores, toners.